Vacaciones

¿Me llevo a mi gato?

Si viajas constantemente o te ausentas durante largos periodos de tiempo, mejor no optes por adoptar un gato. Posiblemente un perro sea para ti un mejor compañero, ya que podrá acompañarte durante tus escapadas!

Tener en cuenta nuestro estilo de vida es indispensable para hacer una adopción responsable.
Si tienes un gato y te vas de vacaciones, no te lo lleves contigo. El gato es un animal territorial, para él su casa es lo más importante y es mejor que esté solo en su casa que contigo fuera de ella.

  • Si te vas unos días, introduce un difusor de feromonas para que sienta menos tu ausencia.
  • Introduce comederos programables para que no se lo coma todo de golpe, ya que el estrés puede hacer que coma más de lo normal o se pegue atracones.
  • Lo ideal es que un familiar o amigo de confianza se instale en casa durante tu ausencia. Si esto no es posible, busca a alguien de confianza que vaya una vez al día a tu casa. Otra opción es una catsitter.
  • Instala una cámara (me compré una por menos de 30 euros) y de esta forma podrás ir controlando que todo está bien.
  • Lleva a tu gato al veterinario unas semanas antes de irte para que le haga una revisión completa y una analítica (sobretodo si está enfermo o tiene más de siete años). De esta forma te asegurarás de que está sano. Esto es muy importante, ya que muchas patologías no muestran síntomas al principio y con el estrés pueden empeorar rápidamente.
  • Todo lo anterior solo puedes hacerlo si no has desarrollado con él una relación de hiperapego, de ser así tu gato corre el riesgo de dejar de comer o sufrir mucho estrés y enfermar.

¿Qué haces tú cuando te vas de vacaciones?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *